Skip to content

Espiritualidad Mariana de Santa Maria Dominga Mazzarello

10 maggio 2011

La Espiritualidad Mariana es la misma espiritualidad cristiana. María es guía, madre, maestra en la vida del cristiano, es decisivo para la vida de santidad, María es el gran regalo de la Pascua, el don más grande que recibimos el día en que fuimos redimidos por el Hijo de Dios y el Hijo de María: Jesús Señor nuestro.
En la familia Salesiana, María es llamada con el nombre de Auxiliadora, se le reconoce como el potente auxilio que tenemos nosotros los cristianos en el camino hacia Jesús.

Ser Hija de María Auxiliadora, va más allá de la tierna y sencilla devoción a María, es –como dijera nuestra Madre Mazzarello “ser imágenes viva de María”, y Don Bosco quiso que el  Instituto Religioso fundado por él- Las Hijas de María Auxiliadora fuera un monumento vivo de eterna gratitud a la Auxiliadora, y como bien sabemos un monumento recuerda algo, a alguien, nos habla de algo importante, el Instituto de las FMA es el recuerdo perenne de la maternidad y el auxilio de María. Se trata de ser “auxiliadoras con la Auxiliadora”. Entre los valores de la espiritualidad salesiana encontramos el amor a María, a quien en la familia salesiana se invoca como Auxiliadora, el auxilio potente de María, Don Bosco aseguraba: vivimos tiempos difíciles y María quiere ser invocada como auxiliadora, la frase de nuestro fundador es más que nunca actual. El amor a María Auxiliadora es más que una fuerte devoción, se vive bajo la presencia real y operante de esta Madre, Don Bosco y Madre Mazzarello viven en su cotidiano una relación estrecha y concreta su relación con María. En la familia salesiana como en la espiritualidad cristiana María no es un elemento de devoción superficial, no es valor opcional, es elemento constitutivo, esencial, imprescindible en la revelación y también en el carisma salesiano.

Santa María Dominga Mazzarello fue canonizada por el Papa Pío XII en 1951. Su santidad es una santidad sencilla, hecha de “vida cotidiana”, de espiritualidad realista, podríamos decir una “santidad ordinaria”, no presenta hechos extraordinarios, o milagros portentosos, nada de particular que atraiga la atención de quienes la conocemos, pero tal vez lo que atrae en María Mazzarello es su simplicidad de vida, su amor a Dios y a Maria en lo concreto de la rutina cotidiana, la capacidad de convertir extraordinario lo ordinario de la vida diaria, es decir: dar valor sobrenatural a las cosas ordinarias: al trabajo, a la oración, al tiempo, como por ejemplo: “hacer de cada puntada un acto de amor a Dios”, o aquella frase que nos golpea fuertemente: “toda hora es hora de amar a Dios, amémoslo con todo el corazón” y es esto lo que –quizás- sorprenda a nuestro acostumbrado concepto de santidad. En ella se puede definir claramente el concepto de la santidad ferial.

En el camino de santidad de María Mazzarello, encontramos en su línea mariana, una devoción que podríamos llamar “la devoción del tiempo”, María Mazzarello es una campesina que frecuenta la parroquia, una joven comprometida, que ayuda en el catecismo, que asume el estilo de vida de las “Hijas de María”, de su parroquia y de su tiempo.

Venera a María con el entusiasmo propio de su tiempo, de su lugar: A María Inmaculada se consagra desde su juventud, de hecho será Hija de María Inmaculada hasta el día de su muerte. En María Inmaculada descubre el “atractivo” de la pureza, de la gracia, y encontrará la inspiración para luchar contra el pecado, por conservar la gracia a todo costo; la encontraremos buscando un confesor para que la absuelva, y por este fin, camina, corre, se arriesga, confesará al sacerdote: “he pasado 15 minutos sin pensar en Dios”, delicadeza de conciencia!.

La Virgen Dolorosa, devoción muy fuerte en el 1800, la lleva a meditar en el gran dolor que María tuvo que vivir unida al de Cristo su Hijo para salvar a toda la humanidad, este misterio de dolor la absorbe en la meditación profunda sobre la participación de María al dolor del propio Hijo por causa de nuestra redención. María Mazzarello, cree, que este dolor consagra a María y la abre a una nueva vocación: una maternidad espiritual que no tiene límites, y ella se siente hija de esta Madre que acepta ser la Madre de todos los vivientes al pie de la cruz de su Hijo Dios. La Dolorosa abre la vida de María Mazzarello a la comprensión del misterio del dolor el cual nos recuerda que para configurarse con Cristo es inevitable pasar por la cruz.

La Auxiliadora, presentada por Don Bosco, abre a María Mazzarello a una dimensión eclesial universal, si hasta ese momento había vivido su dimensión eclesial a niveles cerrados de su parroquia, al conocer y asumir en su propia vida a María bajo el título de Auxiliadora, abre los horizontes de su espiritualidad. Comprende que la Auxiliadora, el potente auxilio de Dios es Aquella que colabora con Cristo y con la Iglesia a llevar adelante la obra de salvación de la humanidad. Es así como se ensancha su maternidad, su anhelo y deseo de ganar almas para Dios, su pasión apostólica, quería venir hasta  América aunque sea para salvar una sola alma; una mujer que ha ejemplo de María, la Madre del Salvador, se entregó totalmente al servicio de los demás, con alegría y sacrificio

María Mazzarello, vive su espiritualidad mariana -podríamos decir- en una triple advocación: María Inmaculada Dolorosa Auxiliadora, advocación que engloba todo el misterio de María de Nazareth. En ella como en Don Bosco son inseparables los misterios Eucarístico y Mariano. La presencia de María hace viva en su experiencia de fe la presencia de Jesús, lo leemos en las cartas a sus hijas misioneras: “Formemos un solo corazón para amar a nuestro amado Jesús y a María Santísima”, “Confíen siempre en Jesús nuestro querido Esposo y en María Santísima nuestra querida Madre…”. Para Madre Mazzarello, la Virgen María es alguien tan presente y real que a tal punto le hace partícipe de todos los quehaceres de la vida, como por ejemplo: Todas las noches le deja las llaves de la casa.¿

¿Para Ti, para mí, para nosotras, que vivimos y compartimos cada día en la casa de la Virgen quién es María?

¿Qué papel ejerce en nuestra vida?

 ¿ Cómo la consideramos)

¿Qué significa seguir a Jesús con María?…

(Fuente: http://es.catholic.net/religiosas/420/2464/articulo.php?id=33495 )

No comments yet

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger cliccano Mi Piace per questo: